! Buenos días chic@s!

Dando continuidad a nuestro post de la semana pasada en ésta os queremos explicar qué significa para nosotros diseñar y a su vez explicaros como se desarrolla nuestro proceso de creación.

En primer lugar quisiéramos destacar que, de principio a fin, todos nuestros productos han sido diseñados y elaborados en nuestro país. Para nosotros la exclusividad y la calidad no solo dependen del tejido sino también de los estampados y de la confección y, por esa razón, todos los bañadores y vestidos Duckkiss son tratados cuidadosamente en todo el proceso de elaboración, buscando siempre lo mejor para vosotr@s.

El proceso creativo empieza siempre con la inspiración en un concepto o simplemente en unos colores, y la verdad es que esa inspiración no sale nunca cuando quieres ni cómo quieres, sino que aparece súbitamente, un día concreto, viendo tranquilamente una película, leyendo una revista, observando un “street style” o visitando algunas tiendas “vintage”.

Así es, se ha encendido la bombilla y en tu cabeza se mezclan imágenes, texturas, colores, líneas, movimiento,… pero esas imágenes deben materializarse rápidamente sobre papel, por lo que como veréis más adelante, siempre utilizamos un sketchbook para plasmar todas nuestras ideas y brain storiming.

Una vez tenemos nuestras ideas sobre papel empezamos a dibujar los elementos estructurales, es decir, aquellos que creemos podrán servir para realizar nuestros estampados. ¡Con un papel y unas acuarelas es suficiente!

¿Y sabéis qué? esa es nuestra parte favorita. Efectivamente, dibujar y saber que nuestros esbozos serán parte de una prenda real que llevareis el próximo verano en cualquier playa o piscina del mundo es como convertir un sueño en realidad.

Posteriormente tocan las pruebas de estampación y el desarrollo y creación de nuevos patrones, esta fase es muy técnica, de una gran lentitud y precisión e implica muchas horas de dedicación.

Efectivamente, este lento proceso, por un lado, nos permite decidir qué colores han salido mejor y qué estampados pueden gustar más y, por otro lado, ajustar los patrones, tras horas y horas de prototipos e infinitas pruebas, para lograr las prendas que todas conocéis.

Por último, se desarrollan los prototipos finales, a partir de los cuales se realizan las pruebas definitivas, realizando modificaciones, si es preciso, o utilizándolos directamente como base de la web para empezar entonces la confección final.

Parece imposible que detrás de una sola prenda haya tanto trabajo, pero este largo proceso es precisamente aquello que nos ilusiona y nos mueve cada día para crear tu nuevo Duckkiss.